5 postres tradicionales japoneses que no puede dejar de testear

Una vez terminas un exquisito sushi siempre te quedas con ganas de alguna cosilla más. Por eso, no hay mejor idea que cuando llamas a Instamaki pedir siempre algún postre bien japonés, como para no desentonar con la cena. Hoy te contamos sobre 5 postres tradicionales japoneses que no puedes dejar de testear.

1.  Daifuku

Es una variedad de mochi pero que contienen en un gran relleno de helado en medio. Esta es una gran opción cuando quieres comer algo frío y dulce, pero sin perder la esencia japonesa de la comida. ¿Con cuál empezar? Intenta con un daifuku de vainilla (¡recuerda mantenerlo en el congelador hasta que llegue el momento del postre!)

2.  Mochi

Si bien se utiliza como ingrediente en muchos postres japoneses, el mochi en si es un postre. Existen múltiples variedades de él e incluso los rellenos que se utilizan marcan tendencia a nivel mundial. Prueba los que vienen con gusto a chocolate, matcha o coco y no te arrepentirás de haber experimentado con este exquisito postre.

3.  Trufas japonesas

Es bien sabido que los japoneses aman el chocolate y es por eso que las trufas se han convertido en uno de los postres más amados del país. ¿Las mejores? Las de chocolate y sake, que resultan ideales para regalar en el próximo San Valentín.

4.  Gyozas de manzana y nutella

Algo más moderno, las gyozas de manzana y Nutella son otro de los postres que tienes que probar en tu próxima noche japonés. Están hechas de una exquisita masa de trigo frita rellena de manzana y que tienes que acompañar con la Nutella bien derretida, ¡imposible no tentarse!

5.  Dorayaki

Con una forma y gusto similar a la de los pancakes, los dorayaki se han metido en la cultura japonesa rápidamente. En Japón se les agrega anko en medio para agregar un sabor bien dulce y algunos llegan a añadir helado para acompañar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.