Causas de inflamación de las encías

Una encía inflamada se entiende como aquella que tiene una apariencia más grande o hinchada de lo normal. Lo corriente es que sea el propio paciente el que se haya dado cuenta del problema que tiene a simple vista.

Estamos ante un problema muy común en España, donde la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), ha dicho que solo un 14,8% de los adultos que tienen entre 35 y 44 años tienen las encías sanas. Al ser un problema muy normal, no se le suele prestar mucha atención.

¿Por qué se inflaman las encías?

La inflamación gingival se puede deber a varios factores, los cuales van desde una irritación temporal que cause un alimento o producto que estemos tomando, a una grave enfermedad periodontal. Dependiendo de la causa de esa hinchazón, puede abordarse el problema de diferentes formas.

Si existe una enfermedad periodontal, hay que estar atento a ella, puesto que lo que empieza con una acumulación de sarro, puede terminar con una periodontitis de gravedad que no solo deteriore las encías, sino que también produzca una serie de daños en los huesos que son los que sostienen nuestros dientes y que éstos, al final terminen cayéndose.

Causas más comunes

Vamos a ver las más importantes:

Gingivitis

Es una primera fase en la enfermedad periodontal y si no se trata bien, termina en periodontitis. Es producida por la formación de acumulaciones de sarro que no se eliminan en la higiene del día a día. Suele manifestarse con sangre en el cepillado o cuando se usa hilo dental. Lo mejor es proceder a una limpieza profesional, también llamada profilaxis.

Peridontitis

Si la gingivitis progresa a este estadio, la acumulación de bacterias termina formando bolsas periodontales entre la encía y el diente. Estas bolsas cada vez pueden albergar más bacterias que van destruyendo de forma progresiva los huesos, encías y tejidos que se encargan de sostener los dientes. La consecuencia peor es la pérdida de piezas dentales. Es un proceso que actúa de forma silenciosa y parece menos agresivo de lo que es. La profilaxis vuelve a ser el mejor sistema para controlarla y si está muy avanzada habrá que recurrir a la cirugía.

Consejos para evitar las encías inflamadas

Ahora vamos a darte una serie de consejos para así evitar o que se reduzca la inflamación de encías si ya lo padeces. Nuestra recomendación es que consultes con un periodoncista de confianza para que te recomiende un tratamiento o cuidados más individualizados.

En el pleno general:

  • Cepillado de los dientes después de cada comida: tiene gran importancia hacerlo dos minutos con pasta de dientes. No olvides nunca el cepillado de las encías suave y la lengua.
  • Usa hilo dental: normalmente se recomienda usarlo una vez al día. Eso sí, tenemos que estar atentos al hilo dental que usamos, las veces que lo hacemos y cómo hacemos la higiene con él, puesto que un mal uso puede acabar con las encías irritadas.
  • Alimentación equilibrada: consume muchas frutas y verduras, reduciendo las bebidas y alimentos que contengan mucha azúcar.
  • Tabaco y alcohol: reduce su consumo, pues irritan bastante las encías.
  • Control del uso de enjuagues bucales y pastas: recomendamos cambiar de marca si tenemos una sensibilidad especial a estos productos.
  • Beber mucha agua: su consumo ayuda a que se eliminen los depósitos de alimentos y bacterias, evitando que se forme placa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *