Cómo aliviar el Síndrome Premenstrual

Hasta hace tan solo unos años, la mujer que se quejaba de molestias en esos días que precedían a la menstruación era tachada de “quejica” e incluso de hipocondríaca. Hoy, tras detenidos estudios con diversos grupos de mujeres, se han podido determinar toda una serie de signos y síntomas que pueden aparecer en los 7 a 14 días previos a la regla, que son conocidos como síndrome premenstrual o tensión premenstrual.

 

Los más conocidos son: dolor mamario, disminución de las energías, apetito desmesurado, retención de líquidos, estreñimiento, dolores de cabeza, irritabilidad, ansiedad, depresión, llanto, palpitaciones, mareos y un largo etc. Todos ellos tienen que ver con alteraciones de las hormonas sexuales, con el funcionamiento de los neurotransmisores y con determinados aspectos de la circulación sanguínea.

 

Este síndrome premenstrual afecta a una de cada tres mujeres españolas de edades comprendidas entre los 30 y los 40 años, el 10% de las cuales pueden presentar formas que llegan a impedir el normal desarrollo de sus actividades diarias.

 

La medicina natural ofrece, entre otras, la alternativa de los suplementos dietéticos y herbarios, entre los que se incluyen los fitoestrógenos, que ayudan a regular la menstruación respetando al máximo la naturaleza femenina. Los más reconocidos de ellos, muchas veces usados combinadamente, son:

 

  • El aceite de prímula de rosa también llamado aceite de onagra. Este aceite es rico en un ácido graso esencial denominado gammalinolénico, comprobadamente útil en reducir algunos síntomas premenstruales tales como irritabilidad, depresión, dolor de mamas así como un excesivo sangrado menstrual. Este ácido gammalinolénico se absorbe mucho mejor en presencia de la vitamina B6, magnesio, zinc, niacina y vitamina C.

 

  • También es aconsejable la ingesta de un aminoácido, la L-metionina, asociado a la vitamina B6 . La L-metionina es un aminoácido que impide la acumulación excesiva de estrógenos en el hígado.

 

  • La retención de líquidos, la hinchazón y el aumento de peso, tan desagradables para la mujer que está esperando la regla, se combaten con el aminoácido L-taurina tomado lejos de las comidas y ayudado de una planta a la que se acude tradicionalmente para incrementar la eliminación de líquidos, que es la cola de caballo; así como el magnesio que es un mineral que calma, relaja, distiende la musculatura y los nervios evitando un síntoma muy inquietante que son los calambres.

 

  • La planta dong quai se utiliza tradicionalmente en China en la mayoría de problemas con las hormonas sexuales por su marcado carácter fitoestrogénico. Sus principios activos se unen a los estrógenos, evitando o suavizando la irritabilidad, los dolores, el insomnio, las sofocaciones y otros síntomas. Sin embargo no debe tomarse en el embarazo.

 

  • Finalmente los remedios herbarios para la regla nos ofrecen el sauzgatillo, una planta recomendable siempre y cuando la hormona que predomine en los días previos a la menstruación sea la progesterona. El sauzgatillo actúa neutralizando el exceso estrogénico suavizando la componente depresiva, el llanto y la tensión mamaria.

 

Ten en cuenta que la mejor dieta en el síndrome premenstrual es aquella que evita excitantes como el café, el alcohol y el tabaco, y la que reduce el azúcar, los lácteos y las carnes rojas.