Parasitos en el huerto huebano

 

En este post hablaremos sobre los parásitos que pueden atacar nuestro huerto urbano ecológico y como combatirlos de forma natural. En esta entrega hablaremos de la mosca blanca y el pulgón.

La Mosca Blanca: Se instala en la parte trasera de las hojas y ataca a la planta desde allí. El primer efecto es el cambio de coloración de las hojas, pasando de verde a amarillo. Las hojas pueden llegar a caer con el perjuicio que esto ocasiona a nuestro cultivo.

Ataca a numerosos cultivos pero en el huerto sus preferidos son el tomate, el pimiento, la cebolla, la col, la judía y la zanahoria.

¿Cómo podemos eliminar la mosca blanca de forma natural?

El primer método es plantar aromáticas como el romero o la albahaca cerca ya que su perfume ahuyenta a la mosca blanca.

Utilizar enemigos naturales de la mosca blanca como la Encarsia Formosa o el Macrolophus caliginosus.

Colocar trampas cromáticas que atraen a la mosca blanca y la atrapan.

Retirar la mosca blanca a mano, es la opción más meticulosa pero puede ser eficaz si el control de nuestro huerto es diario y la extensión lo permite. Hay que tener cuidado pues la mosca es voladora y puede pasar a otros cultivos.

Y por último la solución más eficaz con la mosca blanca: El jabón potásico, capaz de reblandecer el exoesqueleto de los insectos de forma que se debilitan y mueren siendo inocuo para los humanos. Para aumentar la eficacia podemos usar aceite de neem,

El pulgón, ¡conocido por todos! Perfora las hojas y los tallos de las plantas para alimentarse de la savia. Suelen venir acompañados de hormigas que se alimentan de la melaza que segregan los pulgones. (Es un buen truco buscar hormigas para encontrar plagas de pulgón). Esta plaga causa la deformación y enrollamiento de hojas y brotes. Las víctimas favoritas del pulgón son: la patata, el guisante, la col, la judía, la vid y las habas entre otros.

En el caso del pulgón también hay varios métodos naturales para acabar con la plaga. El primero vuelve a ser el uso de aromáticas, en este caso el hisopo, cuyo perfume aleja el pulgón.

Como enemigo natural: la mariquita, si! La de 7 puntos, (coccinella septempunctata) muy fácil de encontrar y que acabará con los pulgones en poco tiempo.

De nuevo, el método más rápido y eficaz es el jabón potásico, capaz de reblandecer el exoesqueleto de los insectos de forma que se debilitan y mueren siendo inocuo para los humanos y al acabar y para aumentar la eficacia podemos usar aceite de neem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.