¿Qué es una Copa Menstrual?

Una copa menstrual es un producto de higiene femenina (como los tampones, las compresas o los salvaslips) elaborado con con un material flexible. Se introduce en el interior de la vagina durante la menstruación para atrapar la sangre. Recibe su nombre por la forma en que recoge la sangre, ya que en lugar de absorberla como lo hacen los otros productos de higiene femenina, la sangre queda recogida en la copa hasta que se retira y se vacía. Al contrario que los tampones o las compresas es un producto reutilizable.

Ventajas de la copa menstrual

  • Mayor duración: una copa puede utilizarse tiene una duración doble o triple en comparación con un tampón. Esto significa que son ideales para utilizarlas durante la noche o en ocasiones en las que no tengas acceso frecuente al baño.
  • Sin cordón: las copas menstruales no tienen ningún tipo de cuerda o alas, por lo que son ideales para mujeres que llevan una vida activa, ya que pueden practicar cualquier deporte cómodamente o para mujeres que vayan a la playa o la piscina.
  • Viaja ligera: son muy útiles para las vacaciones y los viajes ya que no es necesario preocuparse por la compra de productos para la higiene ni por desecharlos. Si te gusta el senderismo, la acampada o viajar la copa menstrual es el producto de higiene femenina ideal.
  • Mayor absorción: las copas menstruales son capaces de absorber 5 veces más que un tampón normal. Esto presenta una solución para las mujeres que tienen un flujo de sangre abundante y necesitan un cambio de tampón muy frecuente o tienen que reforzar la acción del tampón con compresas.
  • Concéntrate en el trabajo: la capacidad de absorción de la copa menstrual y su duración permiten que te olvides de la necesidad de ir al baño frecuentemente y gracias a su comodidad permiten concentrarse en el trabajo.
  • Sin riesgo del Síndrome del Shock Tóxico (TSS): a diferencia de los tampones, las copas menstruales no están relacionadas con el Síndrome del Shock Tóxico.
  • No reseca la zona íntima: los tampones convencionales actúan absorbiendo la sangre, pero además, también absorben todo atisbo de humedad que hay alrededor. Por ello, el uso continuado de tampones reseca la zona íntima debido a la absorción de los fluidos corporales naturales que deberían permanecer en el interior del cuerpo.
  • Hipoalergénico: el material con el que se elaboran las copas menstruales es hipoalergénico, por lo que es apto para las personas con dermatitis, piel sensible o alergias a materiales como el látex.
  • Libre de malos olores: al contacto con el aire, los fluidos menstruales pueden generar un olor bastante desagradable. Al recoger estos fluidos en el interior del cuerpo y sin entrar en contacto con el aire, la copa menstrual previene los malos olores.
  • Alternativa saludable para ti y el medio ambiente: si una mujer con periodo utiliza 5 productos para la higiene al día durante aproximadamente 5 días, ya son 300 compresas y tampones desechables al año. Esto crece a más de 10.000 productos desechables a lo largo de su vida. Por ello, se generarían muchísimos desechos plásticos que contaminarían la flora y fauna del mundo. Al ser reutilizable y tener una duración de tantos años con el debido cuidado, las copas menstruales ayudan a reducir la cantidad de desechos. Al ser más respetuoso con el medio ambiente tendrá una “menstruación más ecológica” si utilizas las copas menstruales.

Escoger la copa menstrual adecuada para tu cuerpo

A diferencia de los tampones y las compresas las copas menstruales son algo más difíciles de ajustar. Puede que te lleve un par de copas menstruales encontrar la adecuada para ti. Aunque no sea una ciencia cierta hay ciertas consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir la copa menstrual adecuada.