Salones preparados para conferencias virtuales

Salones preparados para conferencias virtuales

Efectivamente, ante las prohibiciones de aglomeraciones de cantidad de personas, decretos en cuarentena de los países a causa del coronavirus, las empresas y organizaciones se están adaptando, contratando espacios como hoteles y salones para conferencias, siempre y cuando las leyes de cada país así lo permitan.

Salones de conferencias virtuales – Ajustes en tiempo de coronavirus

Salones para conferencias El Salvador

La buena noticia frente a la realidad actual es que se cuenta con una disponibilidad tecnológica que permite realizar muchas de estas tareas y actividades a distancia. Es decir, ya esas conferencias, seminarios y reuniones se podrán efectuar virtualmente, sin necesidad de asistencia personal.

Las aulas virtuales existen hace aproximadamente 20 años. Así que, universidades, colegios e institutos donde se imparten clases podrán ejecutarlas a distancia a través de video conferencias. Un punto que se debe mencionar a causa de los cambios que se avecinan por la pandemia, es el tema de tener un buen servicio de Internet y contar con una adecuada distribución facilitando las comunicaciones.

Un ejemplo, son los ajustes laborales que se realizarán en cargos gerenciales, jefes, secretarias, mensajeros y cualquier otra persona que, de acuerdo con sus funciones de trabajo, podrán mantenerse en constante interacción. Estos tendrán contactos o laborarán desde sus casas mediante plataformas y App, a través de diferentes equipos tecnológicos.

En el caso de las salas para conferencias virtuales estarán quizás disponibles con ciertas restricciones según leyes y decretos en cada país. Por suerte, en El Salvador hay hoteles con las áreas debidamente equipadas para llevar a cabo reuniones a distancia. No hay que invertir en la adquisición de la tecnología para hacer posible esa comunicación online, porque existen salones preparados, listos para servirle.

Salones de hoteles preparados para conferencias virtuales

Este país va a un paso al frente en cuanto a prevención y se ha mantenido con un mínimo de casos de coronavirus; no por ello se debe bajar la guardia y, por ende, hay que acatar toda normativa. Cada empresa está luchando por mantener operativas sus funciones, dentro de lo permisible. Aproveche los recursos existentes en El Salvador que puedan serle útiles, como los salones de conferencias de ciertos hoteles.

Pasada esta pandemia, habrá muchas lecciones aprendidas, como hacer uso efectivo de los avances tecnológicos, de los recursos presentes en el país, de la capacidad de los trabajadores a desempeñar algunas de sus funciones a distancia, etc. Nos toca aprender en tiempos adversos, lo que seguro nos hará una sociedad mejor y fortalecida.

Fuente: Jorge Morales