Parto y negligencias médicas: todo lo que tienes que saber

Cuando se trata de un parto, es importante hacer un seguimiento de este, cualquier sufrimiento puede ser peligroso.

Si hay falta de oxígeno, esto puede desencadenar en encefalopatía hipóxico-isquémica.

Cada segundo cuenta al igual que la necesidad de realizar una cesárea urgente para salvar al bebé. De no ser así, se podría incurrir en una negligencia medica parto.

Las negligencias ginecológicas-obstétricas cada vez son más comunes y por lo general se producen a causa de falta de medios en las administraciones sanitarias públicas o centros privados.

Esta falta de personal hace que el seguimiento sea más común y no tan especializado en cada caso, esto conlleva a irreparables consecuencias que pueden llegar a provocar el fallecimiento.

Métodos para detectar cualquier problema

  • La exploración física ayuda a detectar procidencias de miembros superiores o inferiores que dificulten el parto vaginal al igual que la correcta posición y altura del neonato.
  • Registros cardiotocográficos o monitores, estos serán muy útiles pues podrán encontrar sufrimiento fetal según la variabilidad de frecuencia cardiaca.
  • Tras las dos pruebas anteriores, conociendo los resultados podemos realizar una phmetría de calota craneal intraútero mediante una microtoma. En esta prueba podremos conocer el ph de la sangre del feto y conocer si existe sufrimiento fetal.

Cuando es necesario una cesárea

Cuando existe riesgo de pérdida de bienestar fetal suele ser obligatoria, esta será registrada en los protocolos de consenso en la Sociedad Española de Ginecología y Obstertricia.

Si las pruebas para detectar problemas no se realizan en el momento adecuado o retrasar la cesárea puede disminuir la cantidad de oxígeno que obtiene el feto a través de la placenta o el cordón umbilical.

Este error puede provocar lo llamado encefalopatía hipóxico-isquémica, en este caso nos encontraremos en una negligencia médica en el parto.

Consecuencias de no realizar una cesárea

Existen diferentes tipos según la gravedad, esto produce distintos diagnósticos.

Se pueden producir consecuencias leves que apenas afecten en un futuro, consecuencias moderadas que provocarán una repercusión funcional considerable y consecuencias graves que pueden llevar a la mortalidad y secuelas neurológicas crónicas importantes.

Se pueden provocar otras negligencias durante el parto ya sea debido al uso incorrecto del material o traumatismos debido a la maniobra de Kristeller, y muchas otras que afecten al útero y la vagina.

En nuestra oficina valoraremos tu caso de una forma completamente gratuita, si has sufrido una negligencia médica no dudes en contactar con Hidalgo Fernández Abogados. 

Nuestro objetivo consiste en conseguir una indemnización por negligencia medica que cubra los gastos que pueda generar en el futuro provocados por las secuelas neotonales.

Somos expertos en estos, tenemos abogados que cuentan con casos ganados, esto nos da mucha experiencia en el sector y demuestra que somos expertos en negligencias médicas relacionadas con el parto y embarazo.

Recuerda que los plazos son limitados y no dudes en reclamar por las consecuencias que te hayan provocado.